Destino 1: Brasil

Mi viaje de arquitectura comienza un 30 de Abril del 2019 en San Pablo, Brasil. Esta ciudad es la capital financiera de Brasil. Es una ciudad alta, densa, muy poblada, con muchos desniveles y alturas en el terreno, con distancias largas para caminar. Una ciudad de la que siendo sincero, no esperaba demasiado en un inicio, pero que me sorprendió por varias razones. Aquí la descripción de San Pablo en 4 días.

Algunos datos generales para tener en cuenta sobre esta ciudad:

  • Es la mayor ciudad de América Latina.
  • Es una de las ciudades mas pobladas del mundo, con cerca de 20 millones de habitantes (contando la región metropolitana)
  • Es considerada la capital de la cultura del país, así como también de la economía, gastronomía, moda, entre otras.
  • Una mala comparación, para tener idea de la escala que hablamos, es que mientras en Montevideo hay 5 shoppings, en San Pablo hay 79.

Si algo me quedó grabado de mi primer visita a San Pablo (y a Brasil) fueron los contrastes tan fuertes que pude observar en esta ciudad apenas al llegar. Contrastes en arquitectura, en barrios, en población. Hay zonas extremadamente lujosas, y otras tantas extremadamente pobres. Hay algo mas que no pasa desapercibido a nadie que visita San Pablo: los grafitis, que no solamente se hacen en los muros o portones de casas, sino en edificios enteros.

Primer vuelo – Montevideo a San Pablo

Primer día

Comenzamos el viaje el día 30 de Abril del 2019. Tuvimos nuestro primer vuelo desde Montevideo a San Pablo a las 3:00 am. 1570 km de distancia separa una ciudad de la otra y el vuelo llevó casi 3 horas. Con un grupo de compañeros habíamos alquilado un apartamento en Bela Vista y el viaje allí desde el aeropuerto nos llevó casi una hora y media en automóvil. Una locura la diferencia en velocidad de transporte.

Vista desde el apartamento que alquilamos en Bela Vista. Pablo Acosta, 2019.

El Apartamento de AirBnb que habíamos alquilado nos dejó dejar las cosas temprano en la mañana, por lo que no tuvimos por que preocuparnos por las valijas y demás. San Pablo lo recorrimos a pie. Caminamos todos los días. En este primer día comenzamos a recorrer la zona histórica desde la Praça da Bandeira y tomamos un primer contacto con la ciudad. Los edificios son altos y hay mucha gente en la calle. Conversamos con profesores y compañeros sobre las dinámicas de modos de viaje y cómo nos íbamos a manejar con las charlas, itinerarios y demás.

En la tarde recorrimos el Mercado Municipal de São Paulo, un edificio histórico dedicado a la venta de frutas y verduras. Luego nos encaminamos a la Pinacoteca do Estado, un edificio reformado por el Arq. Paulo Mendes Da Rocha. Tuvimos mala suerte y este edificio estaba cerrado por reformas, por lo que no pudimos acceder a él, así que adelantamos el horario y fuimos desde la Estação da Luz hasta el SESC Pompeia, un complejo cultural, hito arquitectónico en San Pablo, realizado por Lina Bo Bardi, donde esta vez sí tuvimos suerte y pudimos hacer un recorrido guiado por todas las instalaciones. Así terminamos el primer día, conociendo bastante, emocionados por todo lo que recién comenzaba.

Segundo Día

1º de Mayo, día de los trabajadores. Esta jornada comenzó sobre las 9 am. con una charla con el Arq. Marcelo Morettin en el edificio IMS, obra de su autoría. Es un edificio mas que interesante, un centro cultural y museo ubicado sobre la Avenida Paulista, con el concepto de plaza publica interior. En el año 2017 ganó el premio a la mejor obra arquitectónica de San Pablo.

Luego de la charla recorrimos la Avenida Paulista, con sectores peatonales por ser día feriado. En la tarde, mientras recorríamos, casualmente llegamos a un acto publico por el día de los trabajadores, con espectáculos de bandas en vivo y oradores. Nos mezclamos con la gente del lugar y nos quedamos por un rato. La mayoría de lugares estaba cerrado y era una buena forma de ver las costumbres del lugar.

Para finalizar el día fuimos al Museo de arte contemporáneo de San Pablo, una obra impresionante de Lina Bo Bardi, que no deja a nadie indiferente. En el momento de su inauguración fue la planta libre mas grande del mundo. A pesar del feriado estaba abierto, y realizamos una visita especial donde nos dieron preferencia por ser estudiantes de arquitectura de visita; igualmente demoramos cerca de 40 minutos para poder acceder al mismo. Allí había una impresionante exposición de obras de arte de renombre y de variados artistas, tales como Van Gogh, Tiziano, Manet, Delacroix y muchos otros.

tercer dia

Este día comenzamos con una Reunión en la Escola da Cidade y tuvimos una charla sobre la arquitectura y el urbanismo de San Pablo. Los estudiantes de esta institución nos invitarían a una fiesta de integración y despedida, que se iba a realizar en nuestra última noche en San Pablo.

Cuando terminó la charla aprovechamos el tiempo libre que teníamos para conocer el Edificio Italia que estaba bastante cerca, y después fuimos al SESC 24 de Maio, un centro cultural realizado por Mendes Da Rocha en el año 2017. Un edificio espectacular, hecho de hormigón, con fachadas vidriadas y plantas libres, donde podemos encontrar una piscina publica en su azotea. Además de actividades culturales, tiene una cantina con precios muy accesibles. Aprovechamos a descansar en el ultimo nivel con los pies en el agua. Era un día que hacia algo de calor.

Para terminar el día, tuvimos una charla magistral con el mismísimo Paulo Mendes Da Rocha, que pese a sus 91 años (actualmente tiene 92) nos recibió en una de sus obras mas emblemáticas, el MuBE. Una persona muy humilde, que estaba contento de recibir a tantos estudiantes uruguayos que fueron a ver su obra. Estar en su charla, en su obra, y poder hablar con él fue, sin lugar a dudas un momento cúlmine en este primer destino.

Como solamente nos quedaba una jornada más en San Pablo, decidimos salir a recorrer la Avenida Paulista y alrededores en esta noche, y descubrimos una ciudad muy movida y alegre, con múltiples actividades, lugares para visitar y cosas para hacer.

cuarto dia

Este último día en San Pablo, comenzamos alejándonos un poco del centro de la ciudad: fuimos a visitar la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad de San Pablo (FAU-USP), obra de João Vilanova Artigas y Carlos Cascaldi. La facultad se encuentra en un entorno natural, y el edificio (de hormigón armado, material muy utilizado en la arquitectura Paulista) es muy funcional, con espacios abiertos e integrados. Llama la atención que no existen puertas de entrada ni espacios pequeños, es todo abierto y esta pensado para que puedan realizarse todo tipo de actividades.

En la universidad tuvimos un recibimiento por parte de los arquitectos Antonio Carlos Barossi y Alvaro Puntoni , que dieron una charla magistral, donde nos contaron sobre la historia y construcción de La FAU USP y de la ciudad. Pudimos recorrer la facultad y el complejo exterior.

Continuamos el día conociendo el pulmón de San Pablo, el Parque Ibirapuera. Es el parque mas importante y mas conocido de San Pablo. En él pudimos visitar algunos elementos destacados, como la obra Oca y el auditorio ibirapuera, obras de Oscar Niemeyer. Vale mucho la pena visitar este parque, es una parada obligatoria si se visita San Pablo.

Ya cayendo la tarde tuve que hacer la visita de un memorial en San Pablo: el Memorial de América Latina, también del arquitecto Oscar Niemeyer. Durante el viaje tuve que realizar una investigación sobre memoriales arquitectónicos en el mundo para una materia electiva de facultad. El memorial estaba próximo a cerrar sobre las 18 horas, por lo que tuve que hacer una visita un poco acelerada por lo inmenso de la propuesta.

Para terminar el día e ir cerrando todo el primer segmento del viaje, volvimos a ir a la escola da cidade para tener la fiesta de despedida, organizada por los compañeros de San Pablo. Solo cabe decir que los brasileros son muy fiesteros y se prestan para todo.

quinto dia

Vuelta a casa. El 4 de Mayo estuvimos desde las 10 de la mañana en el aeropuerto de Guarulhos. Como anécdota, pese a que ya habíamos comenzado el viaje, tuvimos que hacer escala en Montevideo, y para nuestra mala suerte, el avión se atrasó un día. Así que después de habernos despedido de la familia, emocionarnos, y todo lo que eso lleva, caímos de vuelta a casa con todas las valijas, y con los nervios, ahora si, por comenzar definitivamente el viaje.

Así esperábamos el vuelo que nos llevaría de vuelta a la escala que no queríamos tener en Montevideo.